Derecho a Migrar

LIBRE PASO DE FRONTERAS, ¡YA!

Reyna Carretero

30 Agosto 2010

La masacre de 72 migrantes en Tamaulipas, México, el 24 de agosto de este año, es un recuerdo de los miles de migrantes muertos en los últimos años en su intento de cruzar las fronteras en todo el mundo. En este caso resulta de un cinismo inconcebible que el Estado mexicano pretenda evadir su responsabilidad culpando al “crimen organizado”. Este evento lo que ha puesto de manifiesto es la ausencia de una ley migratoria que reconociendo los flujos migratorios forzados de Centroamérica y del sur del país, garantice el derecho a la movilidad en busca de mejores condiciones de vida y vele por la seguridad de los migrantes en tránsito hacia Estados Unidos.

La ley de población prevaleciente, atrapada en su anacronismo de 1974, con algunas enmiendas de corte antiinmigrante, ha servido a la implementación de un estado de excepción para migrantes, reminiscencia infame de la hostilidad como falso principio existencial. Excepción sostenida en la  “teodicea del mal”; esto es del supuesto de conciliar y justificar el sufrimiento y el dolor a partir de una autoridad omnisciente y omnipresente, llámese Dios o Estado, o de un imperativo mayor: la “seguridad”, a través del cual se  impone como único horizonte posible el estado de terror y de miedo, del “mal radical” del que hablaba Kant y Arendt, que demanda, esfuerzos y recursos extraordinarios para operar en el mundo, una puesta en escena del terror, una escenografía permanente; a pesar de la cual, su situación siempre es temporal, derivada de su característica de no-lugar, que  impide su integración plena, puesto que, hay que repetirlo junto con Emmanuel Lévinas, tantas veces sea necesario: “el mal no es sólo inintegrable, sino que además es la inintegrabilidad de lo inintegrable”.

El mal que nos confronta hoy, a pesar de todos los discursos y esfuerzos para constituirlos como destino inevitable, se revela sólo como elección; más aún, es la gran utopía del mundo, en tanto no tiene  lugar como principio de vida y existencia; es así un excedente, un exceso, una hybris, que ha devenido en topos; en tópico como “lugar común” a partir de su repetición, de su representación escenográfica que siempre nos horroriza.

Debemos tener esto claro para enfrentarlo, para no perder la brújula en la lucha por alcanzar el vislumbre de una legalidad erigida sobre la única y más importante base posible: la hospitalidad y el reconocimiento de nuestra condición primaria como migrantes. Establecimiento legal de la hospitalidad y la movilidad humana como ordo amoris, orden en el cual la primacía absoluta y el principio ordenador son atribuidos al libre reconocimiento del Otro, al consenso en torno de lo mejor o de lo más justo, a la virtud, como télos inmanente de la libertad.

Contrario al teatro del horror del Estado mexicano, la perspectiva ética de la hospitalidad, interculturalidad y la movilidad humana como matriz de sentido compartido ha cristalizado en una propuesta de legalidad: una iniciativa de Ley de hospitalidad, interculturalidad, atención a migrantes y movilidad humana, para una de las ciudades más grandes del mundo: la Ciudad de México, ciudad de tránsito para migrantes que provienen de las regiones más empobrecidas  de América Central y del sur de México, y de los que residen sin poder integrarse de manera plena.

Esta Ley de hospitalidad se creó pensando en ellos, rostro de los 72 migrantes que hoy lamentamos. Su aportación principal es el reconocimiento del enriquecimiento cultural que aporta su presencia en el tejido social  por lo que se les otorga la calidad de huésped a todo migrante que llegue a la Ciudad de México, sin requerimiento o petición alguna de identificación o documentos migratorios, lo que le permite permanecer de manera legal en este territorio, así como el acceso a los servicios básicos de asistencia social que otorga el gobierno de la Ciudad de México.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s